El trabajo del Colegio de Veterinarios de Granada, fundamental en una operación contra el maltrato animal y el intrusismo profesional

DOS PERSONAS HAN SIDO PUESTAS A DISPOSICIÓN JUDICIAL POR LA GUARDIA CIVIL

El trabajo del Colegio de Veterinarios de Granada, fundamental en una operación contra el maltrato animal y el intrusismo profesional

COLEGIO DE GRANADA
MALTRATO ANIMAL
INTRUSISMO
SEPRONA

Efectivos de la Guardia Civil de Granada han puesto a disposición judicial en calidad de investigados a dos individuos, una mujer de 56 años y un varón de 42, ambos como presuntos autores de un delito continuado de maltrato animal doméstico, y en el caso de la mujer, además, como autora de un delito de intrusismo profesional.

Tras meses de investigación, y con la colaboración activa del Colegio de Veterinarios de Granada, los agentes del Seprona pudieron obtener pruebas de maltrato animal por parte de los dos investigados, uno de los cuales es veterinario, así como de intrusismo profesional, de la persona titular de un centro veterinario situado en la localidad de Peligros.

En concreto, el apoyo del Colegio, en el que han tenido especial relevancia los asesores jurídicos, ofreció a los investigadores del Seprona de Granada tanto información como asesoramiento técnico sobre las presuntas irregularidades detectadas.

Respetando por encima de todo la presunción de inocencia, el Colegio de Veterinarios de Granada considera que un caso como éste permite comprobar la razón de ser de una organización colegial profesional.  Por un lado, la defensa del buen nombre de la profesión, detectando y depurando prácticas que van en contra de la deontología profesional, y del buen hacer de la totalidad de los veterinarios granadinos.

Defensa de la profesión y de la ciudadanía

Por otro lado, facilitar la detección de cualquier actividad que incurra en intrusismo profesional, suplantando la labor profesional de los veterinarios.  De esta forma se defiende a la profesión, y cómo no, a la ciudadanía, al evitar que puedan ser atendidos cuando demandan los servicios de un veterinario por individuos ajenos a la profesión, poniendo en riesgo la salud de sus animales, la ambiental y la suya propia.

Finalmente, la junta de gobierno de la Corporación de esta provincia quiere lanzar entre la sociedad un mensaje de tranquilidad y de confianza en sus veterinarios, “porque son magníficos profesionales, que trabajan con unas altísimas cuotas de excelencia, para cuidar de sus animales, de sus alimentos, de su medio ambiente y, en definitiva, de su Salud”.

 

Noticia
Contenido principal 2 columnas Horizontal foto + texto