El Colegio de Las Palmas se lamenta de la ausencia de protocolo para la evacuación de animales en el incendio forestal de Artenara

MEDIO CENTENAR DE VETERINARIOS SE APUNTARON COMO VOLUNTARIOS TRAS EL LLAMAMIENTO DE LA INSTITUCIÓN COLEGIAL

El Colegio de Las Palmas se lamenta de la ausencia de protocolo para la evacuación de animales en el incendio forestal de Artenara

COLEGIO DE LAS PALMAS

Alrededor de medio centenar de veterinarios de Gran Canaria se apuntaron como voluntarios para auxiliar a los animales afectados por el incendio forestal de Artenara. Así lo ha anunciado el presidente del Colegio de Veterinarios de Las Palmas, Enrique Rodríguez Grau-Bassas: “Se revisó y preparó todo el botiquín de emergencias en unas pocas horas. Estuvimos preparados para actuar desde que fuese necesario, pero afortunadamente no hizo falta”.

Rodríguez ha incidido en la respuesta y la capacidad organizativa del Colegio, “aunque afortunadamente no fue necesario que actuáramos, pero desde el domingo estábamos preparados”. 

El presidente colegial se queja, sin embargo, de la ausencia de protocolo para afrontar la gestión de la salvaguarda de los animales durante el incendio: El protocolo es responsabilidad del Gobierno de Canarias porque creo que debería una estructura similar en todas las islas y no que cada cabildo tenga uno. Como según el nivel del fuego es competencia del Cabildo o del Gobierno de Canarias, las dos administraciones tienen que revisar los protocolos para que estemos listos y ponerlos en marcha en cada emergencia desde el primer minuto y no quince días después”.

En su momento se hizo un borrador del protocolo, pero no se ha terminado ni se ha llevado a cabo: “Desde finales del 2017 nos pusimos a trabajar con las autoridades para elaborar los protocolos de actuación que se establecieron en las correspondientes reuniones con el Gobierno canario y el Cabildo de Gran Canaria. Sin embargo, y debido a los cambios políticos, lo avanzado con las mencionadas autoridades no se ha tenido presente, por lo que seguiremos insistiendo hasta que se organice nuestra participación en la ayuda de animales abandonados, perdidos o afectados por el fuego”.

El Colegio de Veterinarios de Las Palmas se organizó desde el domingo por la mañana y se puso en contacto con la consejera de Medio Ambiente, Inés Jiménez, y el director general, Manuel Amador. “Mandamos la primera nota a los colegiados para solicitar voluntarios y organizarnos. Afortunadamente, por el buen trabajo de las brigadas y las evacuaciones, no hubo animales afectados”.

Después del incendio de 2017 los representantes del Colegio de Veterinarios se reunieron con varias instituciones y organizó unas jornadas con expertos como el costarricense Juan Carlos Murillo, uno de los mayores especialistas en medicina veterinaria de Catástrofes del mundo. En esas jornadas participaron técnicos del Cabildo y del Gobierno de Canarias. Al final se elaboró un borrador de protocolo para la gestión de animales abandonados o heridos en incendios que nunca se ha llegado a poner en práctica.

Por un lado se había previsto que el Gobierno de Canarias obligara a cada municipio a tener unos espacios en donde la gente pudiera acudir con sus animales de granja en caso de que hubiese cualquier contingencia de estas características y disponer de medios de transporte adecuados y autorizados para el traslado de animales. En los albergues que se improvisaron para las personas en esta ocasión también se permitió que los evacuados pudieran llevar sus animales de compañia. Tanto en los albergues y refugios de San Mateo como en Gáldar la gente pudo llevar a sus animales en este incendio.

Sin embargo, en cuanto a protocolo, se ha estado este año igual que en 2017: no había nada previsto sobre la gestión de los animales necesitados. “La gente obró bien porque se recomendó que se soltaran los animales para que pudieran huir del fuego y no se quemaran, pero no hubo una estructura organizativa ni física para gestionar los animales abandonados. Las enseñanzas que sacamos de las reuniones con distintas instituciones para organizar esto no se llevaron a cabo”, se lamenta Rodríguez Grau-Bassas.

Noticia
Contenido principal 2 columnas título