El Colegio de Veterinarios de Zaragoza ha colaborado con el SEPRONA en la investigación de un presunto delito de maltrato animal

TRAS EL RESCATE DE DOS PERRAS HUSKY, EN MUY MAL ESTADO, EN LA LOCALIDAD DE FIGUERUELAS

El Colegio de Veterinarios de Zaragoza ha colaborado con el SEPRONA en la investigación de un presunto delito de maltrato animal

COLEGIO DE ZARAGOZA
MALTRATO ANIMAL
SEPRONA

El Colegio Oficial de Veterinarios de Zaragoza ha colaborado con el SEPRONA de la Guardia Civil en la investigación de un posible delito de maltrato animal tras la aparición de dos perros de raza husky, hembras, que eran rescatadas en muy malas condiciones en el término municipal de Figueruelas por dos asociaciones protectoras de animales.

Tras tener conocimiento de la aparición de los dos animales, el Juzgado de Instrucción número 6 de Zaragoza ordenaba al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Zaragoza que se hiciera cargo de la investigación. Las dos perras siberian husky fueron rescatadas los días 20 de febrero y 20 de junio en condiciones sanitarias ‘graves’, según los informes veterinarios aportados, con distintas enfermedades, y precisaban un continuo tratamiento veterinario, según constaba en la denuncia presentada por las dos protectoras de animales que efectuaron el rescate.

 

Para determinar la autoría de los abandonos, el SEPRONA inició el rastreo de más de 200 perros de la citada raza  con una lista de animales de que pudieran haber sido vendidos a través de internet, y que pudieran tener relación con los destacados. Para ello se solicitó la colaboración del Colegio de Veterinarios de Zaragoza y del laboratorio LAGENBIO de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza , con el objetivo de llevar a cabo una serie de extracciones de sangre y el estudio de perfiles genéticos tanto de los animales rescatados como de otros que se encontraban en la base de datos del mencionado laboratorio debido a la obligatoriedad del registro según las Ordenanzas Municipales de Zaragoza.

Relación paterno/materno filial

Gracias a estas investigaciones se pudo determinar las relaciones paterno/materno filial entre uno de los animales rescatados y las relaciones con varios animales vendidos de forma irregular a través de internet y los presentes en las instalaciones de Figueruelas, por que  verificar de esta forma la existencia de una trama con participación de cuatro personas.

De esta forma, desde el SEPRONA, se pudo concretar la existencia de un delito de maltrato animal, dado que se llevaba a cabo la cría de perros de raza husky con la finalidad de la venta a través de internet  encontrándose en unas instalaciones que no disponían de autorización de núcleo zoológico, medidas higiénico-sanitarias adecuadas, veterinario asignado y encontrándose los animales allí presentes carentes de las correspondientes vacunaciones y  desparasitaciones, estando cuatro  de ellos desprovistos   de   la   identificación   oficial   mediante  el correspondiente  microchip.  

Por último, se concretó a su vez la existencia de un delito de abandono animal en cuanto a que una de las perras aparecidas, estaría relacionada, mediante el estudio genético llevado a cabo por la colaboración del Colegio.

 
Noticia
Contenido principal 2 columnas Horizontal foto + texto